24
Mié, Abr

Se prepara Hospital General de Cancún para brindar mayor atención a heridos de bala y nacimientos

Salud
Typography

Cancún, 3 de enero, (Infoqroo).- El hospital general de Cancún se prepara para atender un mayor número de nacimientos así como heridos de bala, por lo que ya se hizo la petición de mayores insumos, informó su director, Ignacio Bermúdez Meléndez.

En entrevista, dijo que el hospital general “Jesús Kumate” prevé que alcance al menos un 50% de atenciones más que las que se tuvieron el año pasado y para ello alistan, tanto un plan de trabajo médico, como financiero, sobre todo para la cobertura de los insumos y evitar desabasto de medicamentos e incluso de especialistas.

Señaló que el año pasado el reto fue implementar el plan de arranque en el nuevo nosocomio, pero que las cosas se complicaron al enfrentar un aumento en la atención y ocupación de entre 30 y hasta 40 por ciento.

-Esperábamos de arranque incrementos de entre un 10 y un 20% y que así fuera en los años subsecuentes, pero la cifra aumentó de manera considerable- expresó.

Reconoció también que tras la apertura del edificio encontraron algunos “vicios ocultos” que se reflejaron por ejemplo en la pasada época de lluvias con la inundación de algunas áreas, que ya se atendieron y ahora trabajan al 100% de capacidad de atención.

En conferencia de prensa, explicó que si bien las atenciones en el Hospital aumentaron desde que se hizo la mudanza a principios del año pasado, también destaca el mayor número de personas baleadas.

En ese sentido, precisó que el número de atenciones aumentó hasta en un 20%, que el hospital general recibe a la semana en promedio de dos a tres  lesionados con arma de fuego en cráneo, tórax, columna y otros órganos vitales, que requieren de un esfuerzo multidisciplinario adicional.

En cuanto al número de heridos de bala o de gravedad, consecuencia de la violencia, precisó que por cuestiones de seguridad y jurídicas no se pueden precisar cifras, pero que la atención de por lo menos 200 personas que no murieron le costaron al nosocomio por lo menos 3.5 millones de pesos.

El entrevistado reconoció que esta situación, los obliga también  a tomar medidas adicionales de seguridad para poder mantener la atención no sólo a ellos sino al resto de la población hospitalaria.

En ese sentido, dijo que el tema de los nacimientos requiere de especial atención, sobre todo porque el nosocomio cerró el año con un incremento del 35% en el número de nacimientos y que para finales de este 2018, la expectativa es pasar de 4 mil  nacimientos que se tuvieron en el 2017 a por lo menos seis mil.