24
Mié, Abr

Emiten recomendaciones para prevenir la hipertensión arterial

Salud
Typography

Cancún, 18 de mayo, (Infoqroo).- Promover un estilo de vida saludable haciendo hincapié en una nutrición adecuada desde la infancia, reducir la ingesta de sal a menos de 5 gramos al día y reducir el consumo de grasas garantizan controlar la hipertensión.

 
En el marco de la conmemoración del día mundial para prevenir la hipertensión arterial, la Jurisdicción Sanitaria número 2, indicó que con el objetivo de fortalecer la promoción a la salud para prevenir hipertensión arterial se atienden de manera periódica a 3 mil 438 pacientes con hipertensión arterial en  las unidades de salud de la zona norte del estado
 
En esas citas, se les hace medición de tensión arterial, orientación nutricional, información para cocinar platos nutritivos, bajos en grasa y promoción de actividad física.
 
El 17 de mayo se conmemora el día mundial para prevención de la hipertensión arterial y según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno de cada 5 adultos presenta hipertensión arterial, enfermedad  que  se produce por el aumento de la fuerza de presión que ejerce la sangre sobre las arterias de forma sostenida y que puede desencadenar complicaciones severas como infarto de corazón, accidente cerebrovascular, daño renal y ocular, entre otras.
 
Múltiples estudios clínicos identifican que  la obesidad, sedentarismo, una alta ingesta de sodio y grasas saturadas, el tabaquismo y la presencia de enfermedades crónicas como colesterol y triglicéridos altos, así como la diabetes, aumentan el riesgo de padecer esta enfermedad.
 
La mayoría de las personas con hipertensión no muestra ningún síntoma; por ello se le conoce como el “asesino silencioso”, en ocasiones, la hipertensión causa síntomas como dolor de cabeza, dificultad respiratoria, vértigos, dolor torácico, palpitaciones del corazón y hemorragias nasales, pero no siempre.
 
Las recomendaciones para la prevención de la hipertensión son cuidar el peso por cada 5 kilos que se pierden se disminuye considerablemente el riesgo cardiovascular,  realizar actividad física por lo menos 30 minutos diarios, disminuir  el consumo de sal, aumentar la ingesta de frutas y verduras, disminuye las grasas y productos de origen animal, evite refrescos embotellados, alcohol y cigarro, además de medir la presión  arterial de manera frecuente.
 

Así mismo se recomienda realizar actividades como pasatiempo, gestionar el estrés de manera positiva por ejemplo con actividad física, relaciones sociales positivas y meditación.